Mujeres de Marcha Patriótica se fortalecen en el Valle


Durante dos días, las mujeres que integran Marcha Patriótica en el Valle el Cauca se darán cita para discutir los cambios que requiere el país y construir la agenda departamental de trabajo que abordará temas como la implementación del Acuerdo de Paz y el Enfoque de Género.

“Las mujeres del movimiento político y social Marcha Patriótica hemos venido avanzando en la construcción de nuestro proceso político y organizativo de cara a las transformaciones estructurales que se requieren para lograr nuestra emancipación definitiva y por ende la del pueblo en general”, expresan las organizadoras del comité dinamizador del encuentro

Las discusiones se darán en el marco del 2º Encuentro Departamental de Mujeres del Movimiento Político y Social Marcha Patriótica a realizarse en el municipio de Pradera los días 19 y 20 de agosto. En el encuentro se analizará el momento político que vive el país para sumar esfuerzos en pro de consolidar la ruta hacia la paz con justicia social.

“En este contexto, como mujeres de Marcha Patriótica, estamos llamadas a sumar todos nuestros esfuerzos para fortalecer nuestras capacidades político-organizativas, para sentar las bases para la construcción de una paz estable y duradera con justicia social”, concluye el comité dinamizador.

Oficina de Prensa
Marcha Patriótica Valle del Cauca 


‘Los retos en la implementación del Acuerdo de Paz’ en Sevilla


Con presencia de panelistas como José Antonio Gutiérrez, investigador y chileno y catedrático de la Universidad de Dublín (Irlanda), José Efraín Sierra delegado del convenio PNUD-Gobernación del Valle del Cauca, y Ricardo Patiño de la Comisión de Paz de Marcha Patriótica, con una concurrida asistencia este viernes, 11 de agosto, se realizó en el municipio de Sevilla (Valle del Cauca) el foro ‘Los retos en la implementación del Acuerdo de Paz’, donde confluyeron organizaciones sociales y distintos sectores de la comunidad de los municipios de Sevilla y Caicedonia.

El foro fue realizado con apoyo de la Asociación de Trabajadores Campesinos del Valle del Cauca (Astracava), Marcha Patriótica Valle del Cauca, el PNUD, la Fundación Sevilla en Paz y la Red de Artistas Populares del Suroccidente (Rapso), quienes catalogaron el evento como "un éxito rotundo".

A continuación, reproducimos el saludo de Jhon Freddy Grisales, integrante de la Red Hip Hop de Sevilla:

Saludo de apertura al foro ‘Los retos en la implementación del Acuerdo de Paz’

Por: Jhon Freddy Grisales

En cumplimiento del artículo 22 y del numeral 6 del artículo 95 de la Constitución Política de Colombia, que establecen que la Paz es un derecho y un deber de obligatorio cumplimiento, y que todo ciudadano deberá propender por el logro y mantenimiento de la Paz como derecho síntesis de los derechos humanos; y como forma de honrar el Acuerdo para la finalización del conflicto y la construcción de una Paz estable y Duradera firmado entre el gobierno nacional y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Ejército del Pueblo -FARC EP- refrendado el 24 de noviembre del 2016 por el congreso de la república; hemos decidido convocar por parte de la Asociación de Trabajadores Campesinos del Valle del Cauca -Astracava- Subdirectiva Sevilla, el programa de Naciones Unidas para el Desarrollo -PNUD-, y la fundación Sevilla en Paz, al foro sobre “Los Retos en la Implementación del Acuerdo de Paz” como aporte a la materialización de este proceso de transición social y política.


En un contexto de incumplimiento generalizado del gobierno nacional a los acuerdos de paz, se hace extremadamente necesario que la sociedad civil organizada y los movimientos sociales que hemos defendido la paz como un derecho humano superior de los pueblos, nos evoquemos a volver a poner en la agenda pública de los territorios y la nación los temas de la implementación del acuerdo de la habana. Las transiciones de la guerra a la paz, de las dictaduras a la democracia, no son procesos fáciles para una sociedad, y más cuando nos enseñaron a vivir durante tanto tiempo en un contexto de guerra civil no declarada, en la que los sonidos de cantos militares, y de consignas de odio y de venganza fueron el pan década día para muchos colombianos.

En la historia presente nos evoca un compromiso ético y moral de defender la vida y no permitir que las futuras generaciones vivan la misma historia de nuestros abuelos; por dicho motivo creemos que este tipo de foros nos podrá permitir avanzar en un proceso de formación e información a las comunidades e instituciones locales sobre lo que está sucediendo en el contexto nacional e internacional y los retos que se avizoran para la sociedad colombiana.

Pero a pesar de los múltiples desafíos que tiene la consolidación del fin del conflicto armado y de la construcción de una paz estable y duradera, hoy queremos dejar en este auditorio un mensaje de esperanza, de reconciliación y de futuro, porque hemos terminado con una de las guerras más largas del continente, y nos disponemos a construir la paz, la que se construye en los barrios, en las veredas y colegios, esa que implica la convivencia, reconciliación y no estigmatización, y que debe estar cargada de transformaciones que dignifiquen la vida de los campesinos y citadinos.

Con este mensaje queremos dar apertura a este foro sobre los retos en la implementación de los acuerdos de paz, dar la bienvenida a los panelistas y a todos los sevillanos y caicedonitas que nos acompañan en esta tarde para tejer la palabra, y forjar la esperanza.

Declaración Política XII Encuentro de Sabores y Saberes Campesinos


"Con entusiasmo e imaginación los asistentes reivindicaron el ejercicio constituyente como la manera más efectiva y oportuna para que los pueblos, en sus diferentes formas de organización social y política, de manera autónoma planteen el rumbo de sus vidas".

XII ENCUENTRO DE SABORES Y SABERES
Por la paz de la nación, a luchar por la implementación

Representantes de comunidades campesinas, indígenas, afrocolombianas, urbanas, barriales, juveniles, estudiantiles, de mujeres del campo y la ciudad, de trabajadores y obreros y en general de sectores populares del Valle del Cauca, Cauca, Risaralda y Nariño, en el que participaron intelectuales de Colombia, Chile, España, Francia y Estados Unidos, representantes de la Secretaría de Paz y Convivencia Territorial de la Gobernación del Valle del Cauca, nos reunimos los días 5, 6 y 7 de agosto en las intrincadas y fértiles montañas de la vertiente occidental de la cordillera central, en el corregimiento Bolo Blanco, municipio de Pradera en el XII Encuentro de Sabores y Saberes Campesinos.

Por primera vez excombatientes de las FARC-EP participaron en un encuentro de sabores y saberes, fueron recibidos unánimemente con respeto, felicitaciones y alegría por el difícil pero importante paso que dieron de pactar un acuerdo de paz con el Estado Colombiano para dar fin a un cruento conflicto armado de 53 años de duración; por tanto, entendemos el XII Encuentro como un primer escenario de reconciliación hacia el logro de una Colombia amplia y pluralista respetuosa de la paz y de la vida.

Después de intercambiar sabores, saberes, semillas, palabras, ideas, sueños, alegrías, cantos, narrativas, experiencias de vida y lucha; después de deliberar colectivamente en el escenario de la constituyente campesina como el terreno fértil del poder popular, declaramos públicamente nuestro compromiso irrenunciable a continuar luchando por la implementación del Acuerdo final de Paz, suscrito entre el Gobierno Nacional y las FARC-EP.

La lucha por la paz es un campo de disputa reconocido por los participantes, por lo cual iniciamos la preparación hacia un proceso de movilización popular en defensa de lo pactado en La Habana y en respaldo a la mesa de diálogo de Quito – Ecuador con la insurgencia del ELN.

Nos pronunciamos en defensa de los territorios y el fortalecimiento de las organizaciones y la unidad campesina, agraria y popular; paz, organización, unidad y territorios se constituyen en garantía para edificar justicia social que permitirá la realización integral de las históricas aspiraciones del campesinado y de los sectores populares.

Los mandatos aprobados y declarados colectivamente en el ejercicio asambleario de todas las delegaciones, consensuaron en la urgencia de alcanzar la unidad entre los pueblos agrarios y urbanos y dirimir de la mejor manera los conflictos territoriales como expresión de la diversidad cultural, de soberanía popular y como mecanismo para frenar el asedio de las pretensiones extractivistas del capital transnacional.

Los mandatos señalaron la importancia de avanzar decididamente en la democracia directa y la participación efectiva y vinculante en la gestión pública municipal y territorial, espacio donde las decisiones de la comunidad se incorporen decididamente a las políticas públicas; de participar activamente en el proceso electoral de 2018 para presidencia y congreso con la bandera de la implementación del acuerdo, la lucha contra la corrupción, el fortalecimiento, ampliación y profundización de la democracia, por el empleo digno, por salud, educación e inversión para las comunidades, como también por la concreción del pacto político departamental y nacional que saque de una vez y para siempre las armas de la política.

Las mujeres manifestaron su papel fundamental en la edificación de la vida campesina y su concurso libertario de hilar creativamente los lazos territoriales. El fortalecimiento de la economía campesina y la construcción de relaciones reciprocas entre el campo y la ciudad se constituyeron en el centro de las tareas a emprender a mediano y largo plazo.

La asamblea formalizó y le confirió legitimidad y autoridad a la “Guardia Campesina” del Valle del Cauca que, siendo parte de las Juntas de Acción Comunal del municipio, apoyarán labores preventivas y de defensa de las comunidades, junto a otras organizaciones apoyarán la defensa y protección de los derechos humanos, serán mecanismo aportante en la resolución de conflictos en los territorios por la vía de la conciliación y el dialogo útil.

El mandato exhorta a todo el campesinado a considerar las Zonas de Reserva Campesina, como una figura territorial legitima que permite la realización integral de la vida campesina. El agua fue declarada bien común de las comunidades y se le dijo no a la minería, no a la corrupción y se rechazó la ley Zidres.

Con entusiasmo e imaginación los asistentes reivindicaron el ejercicio constituyente como la manera más efectiva y oportuna para que los pueblos, en sus diferentes formas de organización social y política, de manera autónoma planteen el rumbo de sus vidas; donde el poder constituyente trace el camino de la nueva patria a partir de sus experiencias, de sus saberes ancestrales, de sus diferentes cosmovisiones y plasme la ley de los y las comunes, de los verdaderos hacedores de riqueza y trabajo, de los que con su músculo han forjado la senda de un mundo nuevo. Se promulgó un amplio mandato que permita sellar la justicia social entre los pueblos y edificar la paz.

Las canciones del VI Festival de Música Campesina, convocaron a la unidad, al arraigo al territorio, a la lucha, a la organización, a la paz, a la reconciliación, pero sobre todo a un mayor compromiso estatal en torno al cumplimiento de lo acordado en La Habana.

La alegría de la niñez y la juventud, la sonrisa a flor de piel de las mujeres y hombres participantes, expresados en la lúdica, en el juego, en la música, en los alimentos compartidos, en los saberes intercambiados, en el afán de construir desde la palabra un mundo mejor, son la principal muestra de la felicidad, un joven pero vigoroso árbol de raíces profundas que año tras año crece, entre otras cosas, a través del Encuentro de Sabores y Saberes Campesinos.

¡Por la felicidad de la nación, a luchar por la implementación!

Corregimiento Bolo Blanco, municipio de Pradera Valle del Cauca.
Agosto 7 de 2017

Balance positivo del XII Encuentro de Sabores y Saberes Campesinos


Intercambio de semillas y saberes, mesas de trabajo, Festival de Música Campesina, organizaciones de varias partes del país y la V Constituyente Campesina Departamental por la Paz con Justicia Social, trajo el XII Encuentro de Sabores y Saberes Campesinos realizado en el corregimiento Bolo Blanco del municipio de Pradera (Valle del Cauca). El encuentro se desarrolló del 5 al 7 de agosto y además contó con muestras de productos campesinos y juegos para niños y tradicionales.


Este año las actividades se realizaron bajo el lema “Por la Paz de la nación, a luchar por la implementación”, con el objetivo de discutir el Acuerdo de Paz firmado entre el Gobierno y las FARC, y exigir al Gobierno su implementación.


El encuentro, además del afianzamiento y recuperación de saberes campesinos, tuvo como objetivo “integrar al campesinado vallecaucano para el fortalecimiento de su cultura e identidad en pro de la construcción de iniciativas de paz con justicia social desde los territorios, a través de la V Constituyente Campesina Departamental por la Paz con Justicia Social”, explicaron la Coordinación Campesina del Valle del Cauca (CCVC) y la Asociación Trabajadores Campesinos del Valle del Cauca (Astracava), organizadores del encuentro.


Personas de países como España, Chile, Francia y Estados Unidos, y organizaciones como la Federación Nacional Sindical Unitaria Agropecuaria (Fensuagro), la Pastoral Social y la Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina (Anzorc), así como la Secretaría de Paz y Reconciliación del departamento y una delegación de las FARC de la Zona Veredal ‘Carlos Patiño’ de La Elvira (Cauca), también participaron de las actividades.


La importancia del encuentro fue resaltada por los participantes, en tanto que “conservar y replicar las prácticas culturales campesinas es el sinónimo de resistencia ante un capitalismo que pretende la homogeneización y descampesinización de nuestro territorio”, manifestaron las FARC.


Otra de las actividades que contempló el encuentro, fue el lanzamiento de la Guardia Campesina, una expresión de autonomía de las comunidades que emerge para promover respeto y seguridad en el territorio, en momentos donde el paramilitarismo se expande por el país sin que el Gobierno tome medidas eficaces.



Al concluir la agenda, los organizadores reportaron un balance positivo del XII Encuentro de Sabores y Saberes Campesinos que cerró con presentaciones artísticas y el VI Festival de Música Campesina, con participación de grupos que interpretaron canciones inéditas y otros temas que hacen referencia a la cotidianidad y lucha campesina.


Oficina de Prensa
Marcha Patriótica Valle del Cauca

‘Institucionalidad para la Paz’, un aporte para la implementación


Con un balance positivo culminó en Cali el seminario ‘Institucionalidad para la Paz’, organizado por el capítulo de Marcha Patriótica en el Valle del Cauca para brindar elementos a la sociedad sobre la importancia y aplicabilidad de la implementación del Acuerdo de Paz firmado entre el Gobierno colombiano y las FARC.

Al seminario asistieron personas de diferentes organizaciones sociales, cívicas y comunitarias y ciudadanía que sigue sumándose a los procesos de paz y reconciliación del país.


El acto de clausura y entrega de certificados se realizó el pasado sábado, 29 de julio, en las instalaciones de la escuela Cecilia Muñoz del barrio Floralia.


“En general me pareció un buen espacio para escuchar, para informarnos y para mirar cómo desde las diferencias se puede construir algo”, afirmó Lina Marcela Rendón, integrante del colectivo La Morada Feminista y estudiante de Trabajo Social de la Universidad del Valle


El seminario integró la teoría con ejercicios prácticos donde se intercambiaron experiencias de la mano de ponentes y académicos para darle forma al Acuerdo de Paz en los territorios. Quienes participaron, se preparan para replicar y aplicar saberes y conocimientos en favor de la implementación del Acuerdo de Paz.


“Ya en este momento tenemos un plan de trabajo que incorpora toda la parte de la implementación (del Acuerdo de Paz) y que hemos trabajado conjuntamente con la Mesa Ciudadana de Género y Paz, y la idea es ver cómo lo aprendido en el seminario se articula con la Mesa también”, señaló en el acto de clausura la joven de La Morada Feminista.

Oficina de Prensa
Marcha Patriótica Valle del Cauca

Homenaje a las víctimas del paramilitarismo en el Valle


El 31 de julio de 1999 el departamento del Valle del Cauca fue sacudido por la primera masacre oficial de los paramilitares del Bloque Calima de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC). La masacre se produjo en el corregimiento La Moralia de Tuluá, donde Sandra y Orlando Urrea fueron asesinados en un baño de sangre que, en complicidad con las Fuerzas Militares y el Estado colombiano, cobró la vida de más de 2.300 personas en el Valle del Cauca.

En homenaje a las víctimas del paramilitarismo, organizaciones campesinas, sociales y de Derechos Humanos declararon el 31 de julio como el Día de las víctimas del paramilitarismo en Valle del Cauca, realizando de manera anual el evento Memoria y dignidad campesina que conmemora la resistencia de estas comunidades que derrotaron al paramilitarismo.


Este año se cumplió su quinta versión, realizándose el 30 de julio en La Moralia  con una nutrida asistencia donde, desde el exilio en Canadá, Julio César Robledo, hermano de Andrés Robledo, dirigente de la organización campesina Los Yarumos asesinado por el Bloque Calima, criticó la falta de justicia y llamó a continuar la lucha por esclarecer la verdad.

“Necesitamos, hoy por hoy, el coraje en esa búsqueda de esa verdad diáfana, y esa verdad esquiva que a veces parece una tumba. Día a día, la verdad saldrá a flote. Y ustedes amigos campesinos, amigos de tantos líderes muertos, de tantos líderes en el exilio, nunca olviden: la memoria y la dignidad por la lucha campesina continúa”, manifestó Robledo.

El evento además contó con participación del PNUD, el Centro de Memoria Histórica, la Pastoral Social de Palmira, la Secretaría departamental de Paz y Reconciliación, la Red de Derechos Humanos Francisco Isaías Cifuentes, la Coordinación Campesina del Valle del Cauca, Astracava, delegados de las FARC, Marcha Patriótica y sectores de la academia.

Después de 18 años de ocurrida la primera masacre, para las organizaciones campesinas del Valle, la usencia de justicia ha sido el común denominador. Que el Acuerdo de Paz entre el Gobierno y las FARC contenga un punto dedicado a las víctimas representa, para éstas, el reconocimiento de esa impunidad

 “Que en La Habana se haya llegado al acuerdo de víctimas, donde se habla de verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición, es reconocer por parte del Gobierno que no ha habido justicia para las víctimas”, afirmó Fabián Cuadros de la Coordinación Campesina del Valle del Cauca.

El Acuerdo de Paz trae consigo herramientas importantes para esclarecer la verdad como lo es la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). Para las FARC esto es un paso fundamental para identificar los sectores de la economía que financiaron el paramilitarismo.

“En el marco de la Jurisdicción Especial para la Paz, creemos que en la sala de la verdad, el tema de verdad histórica puede jugar un papel preponderante frente a determinar terceros que fueron los financiadores de todo el paramilitarismo en el país”, señaló René Nariño de las FARC

Finaliza así una un año más de Memoria y dignidad campesina, con un balance positivo para la búsqueda de la verdad y el reconocimiento a la lucha de las comunidades que fueron víctimas del accionar paramilitar.

“Es un balance muy positivo. Logramos recordar a las víctimas, logramos exaltar su nombre, su memoria; hacer que esto no caiga en el olvido, que se recuerde en esta región pero también a nivel nacional”, concluyó David Flórez, vocero de Marcha Patriótica.

Oficina de Prensa
Marcha Patriótica Valle del Cauca

FARC en Tuluá: "Lo que sigue es el empoderamiento de la palabra"


Con rueda de prensa en las instalaciones de la Casa de Todos en el municipio de Tuluá, este lunes, 24 de julio, abrió la agenda de la comisión pedagógica de las FARC de la Zona Veredal ‘Marquetalia cuna de la resistencia’ que desde el Tolima llegó al Valle del Cauca para hablar de los retos de la implementación del Acuerdo de Paz[Ver Fotos]

La comisión es integrada por ‘Sergio Hernández’, ‘Samuel Martínez’ y ‘Kelly Martínez, quienes brindaron declaraciones junto a Jairo Rivera, integrante de Voces de Paz que también visita el departamento.

Para Jairo Rivera, la implementación pasa por tres retos: el primero, la implementación legislativa de los acuerdos de paz; el segundo, la reincorporación política y socioeconómica de los integrantes de las FARC; y tercero, el empoderamiento social y ciudadano de los acuerdos.

De igual manera, Rivera recalcó que la implementación requiere de voluntad política del Gobierno, porque en temas como la reincorporación de los excombatientes, “el Gobierno incumplió”.


“Ha habido un incumplimiento sistemático frente muchos elementos de esa reincorporación política y socioeconómica. Y en ese contexto es imprescindible la voluntad política del Gobierno Nacional”, afirmó Rivera. [Ver Fotos]

Por su parte, ‘Sergio Hernández’ mostró gran preocupación por la negación de la existencia del paramilitarismo por parte del Gobierno, y su relación con el asesinato de líderes sociales e integrantes de las FARC que suman más de 160 en menos de dos años.

“El mayor obstáculo para el Acuerdo de Paz es el paramilitarismo. Mientras exista el paramilitarismo, difícilmente se podrá construir una paz estable y duradera. Y uno de los retos es derrotar el paramilitarismo”, expresó ‘Hernández’.

Las FARC también hablaron de los retos que siguen después de dejar las armas.

“Ahora lo que sigue es la movilización política. Lo que sigue es el empoderamiento de la palabra, es hacer uso de la palabra para seguir confrontando al Estado. La oposición en este país nunca hemos tenido la posibilidad de hacer política sin armas, nunca hemos tenido la posibilidad de gobernar”, explicó ‘Hernández’.


La agenda de la comisión de las FARC finalizó este lunes en el Concejo de Tuluá con el foro ‘Los retos de la implementación del Acuerdo de Paz’, organizado por Marcha Patriótica, que además contó con participación de Jorge Hernán Montes, presidente del Concejo [Ver Fotos].

“Qué bueno sería tenerlos en el mes de octubre compartiendo sesiones del Concejo, compartiendo debates del orden presupuestal”, manifestó Jorge Montes a los integrantes de la comisión pedagógica de las FARC como forma de bienvenida a la vida política sin armas.

Oficina de Prensa
Marcha Patriótica Valle del Cauca 
Like us on Facebook
Follow us on Twitter
Recommend us on Google Plus
Subscribe me on RSS